miércoles, 16 de noviembre de 2016

Primera helada

La semana pasada tuvimos nuestra primera helada pero afortunadamente la vimos venir y Karine corrió rauda y veloz la tarde anterior a ponerle protección a las lechugas.


Este año no hemos plantado tanto como el año pasado y notablemente faltan las espinacas, escarolas y diferentes variedades de lechugas que tan bien se dieron bajo la manta térmica el invierno pasado.


Las brásicas no necesitan protección, de hecho son más dulces cuando han pasado frío, pero espero que la protección les ayude a crecer un poco antes de que sea demasiado tarde.


Este año he plantado brásicas que nunca había plantado, como coles de Bruselas, brócoli y una coliflor morada.


Y un montón de lechuguitas de las que pronto empezaremos a coger hojas sueltas.


Todo va muy bien, salvo estas lechugas que por algún motivo están pasándolo mal.

También estamos experimentando cómo plantar semillas directamente en el acolchado por capas, que en este bancal tiene además lombricultura in situ. Hemos plantado habas y guisantes a través de pequeños agujeros en el cartón (hechos con un palo, para que nos entendamos) y ahora cruzamos los dedos para que 1) nadie se coma las semillas, 2) las semillas germinen, 3) el tallo encuentre el agujero y salga por él y 4) las plantas sobrevivas. Os iremos contando cómo va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario