martes, 27 de septiembre de 2016

Lombricultura en el propio bancal

Yo que creía que había inventado la pólvora y resulta que mi amiga Ana Martín ya está haciendo esto desde hace tiempo...

En fin, que tuve una super idea y decidí ponerla en práctica. La idea era en vez de hacer lombricultura en una bañera y estar acarreando caquitas de lombriz por el huerto, hacerlo directamente en el propio bancal. Aprovechando que este año no pusimos huerto, empezamos con uno de los bancales hundidos que hicimos en el curso de permacultura.

El bancal en cuestión.

Después de unos meses, el suelo del bancal es fantástico: oscuro, suelto y lleno de vida. Hay cochinillas de humedad, bichos varios que no conozco y muchas lombrices. Y huele bien, a suelo de bosque.



Lo único es que han aparecido topos, pero mientras no lo arrasen todo son bienvenidos. 

Y ahora un vídeo super profesional sobre lo bien que me ha quedado el suelo del bancal.

video

El procedimiento es sencillo, se recogen los restos vegetales de la cocina y se colocan elegantemente en el bancal.


Se inocula con lombrices de la lombricompostera de casa. Se tapa con paja, se moja todo bien y se tapa con cartones para que conserven la humedad y no dejen pasar la luz.

Cuánta elegancia, El cartón viejo es que tiene un je ne sais quoi.

La idea era preparar el bancal para la primavera que viene, pero los restos de cocina se han descompuesto muy rápidamente así que en la zona del bancal en que empezamos la lombricultura puede que plante algo ya este otoño.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

  1. Efectivamente con la mejora del suelo, se regeneran las cadenas tróficas y allí aparecen los estupendos (odiados) topos y topillos... este año es especialmente duro y hay muchas más plagas que otros años según he oído a amigo/as agricultores. Hay que estar atentos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bienvenidos sean aunque sólo sea como indicadores de vida. Por lo menos no tenía nada plantado este verano. A ver cómo acepto la vida y la cadena trófica cuando tenga el bancal repletito de brásicas. Ja ja

    ResponderEliminar