lunes, 13 de junio de 2016

Los primeros guisantes

Los primeros guisantes han llegado al Herrén y a nuestra mesa. Los más prolíficos son los de la variedad Oskar, a pesar de que se plantaron los últimos (marzo). Los Kleine Rhidenlander que planté en noviembre bajo la manta térmica y fueron los primeros en florecer, también están produciendo, pero mucho menos. Los Lord Leicester, también plantados en noviembre, tienen vainas, pero aún no han engordado el guisante.

Oskar

Oskar

Kleine Rhinderlander

La ventaja de los KR es que se pueden comer como guisante cometodo, pero estamos dejándolos madurar para comer como guisante-guisante.

A parte de la variedad, el momento de plantación y la protección contra el frío, otra variable a tener en cuenta es el lugar donde se plantaron. Los Oskar están en la terraza del aparcamiento, que tiene un microclima cálido. Además, se supone que son super tempraneros y son de mata pequeña así que no se ven afectados por el viento desecador tanto como las plantas más altas (aún así les hizo falta entutorado).


No hay comentarios:

Publicar un comentario