jueves, 26 de mayo de 2016

El huerto, la saga continua

Los bancales que hicimos en el curso de permacultura se han cargado de agua estas semanas y como los semilleros por fin han empezado a brotar y ha pasado Sta. Quiteria, he podido plantar algo.

Todavía no voy a quitar la protección porque estamos teniendo un año muy raro.

Me sorprendió ver que un par de calabacines y bastantes tomateras sobrevivieron el frío (-9 ºC) que hizo la misma noche después de transplantarlos. Atribuyo esto al cartón, que debió proteger los pies. En los huecos que quedaban planté tomateras (Stupice y Amish Tomato Paste), judías (varias variedades que no recuerdo) y pepino.

Estos calabacinitos todavía están pequeños para trasplantar.


Seguimos recogiendo el huerto de invierno, al que ya no le queda nada. De hecho hemos eliminado ya las coles (salvo las que quedan para semilla) y hemos dejado algunas lechugas y escarolas para semilla, aunque ya están saliendo lechuguitas nuevas.

Las espinacas están todas recogidas, salvo las que dejamos para semillas.


El Herrén está de locura, con la hierba tan alta como yo.


La terraza del aparcamiento va muy bien, los guisantes están más avanzados que los del huerto, a pesar de que los planté bastante más tarde. Les hemos puesto unas sujeciones para que se mantengan erguidos.


Ya tienen vainas grandes.

El maíz que planté todavía no ha salido.

El bancalito de rabanitos que planté la primera vez que probé las bandas de papel está que se sale. Llevamos unos días comiendo un montón de rabanitos de una variedad que compré en el Lidl, que son completamente blancos y alargados. Se han dado muy bien, aunque no tienen mucho sabor. Por lo menos sé que las bandas de papel funcionan.

Siguen tapados con una ventana vieja.





4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, maja, pero es bastante desastre. La hierba nos come y no tenemos acceso en coche al Herrén porque el camino está intransitable y hay que esperar a que se seque para arreglarlo. Pero por lo menos las plantas están felices.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Sí, ahora sólo tenemos que conseguir llegar al Herrén para poder hacer algo con ella.

      Eliminar