miércoles, 6 de abril de 2016

Clorifloroncio

Ayer recogimos la última coliflor. No planté muchas y sólo salieron bien las de la terraza del aparcamiento, que tuvieron un suelo excelente y un microclima privilegiado.


La de ayer era gigante de verdad.




Pesó algo más de 4 kg y era preciosa.


Y deliciosa, claro.

Me dice mi cuaderno del huerto que planté los plantones el 30 de septiembre, así que ya sé que ésa es buena fecha para tener coliflores y coles en primavera. Pero como también quiero tenerlas en otoño, haciendo uno de esos frigoríficos vivos que me molan tanto, tengo que plantar también en mayo y/o hacerme con alguna variedad más tempranera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario