viernes, 25 de marzo de 2016

Sistema tradicional de riego a manta en El Escorial

Me encanta mirar los huertos de los demás. Es una mezcla de marujeo, educado interés y espionaje industrial que me resulta útil y placentero. Y de todos los huertos que "jipo" (como se dice en mi pueblo) periódicamente el mejor es uno que está justo debajo de un puente por el que paso a diario. Es genial, porque puedo apoyarme cómodamente en la barandilla de piedra del puente y jipar desde las alturas el tiempo que quiera.

El huerto es uno de los huertos municipales de El Escorial, tiene una forma triangular y está a la verita del río Aulencia. Me dice el hortelano que saca el agua del río, no tiene pozo. Este hombre usa muchas de las técnicas tradicionales de la zona y me gusta preguntarle qué hace y porqué. Como todos los hortelanos que he conocido, es generoso con su saber.

Últimamente el hombre ha estado trayendo compost o mantillo o algo similar (soy miope, ¿vale?) y lo ha echado por la tierra, que ha estado desnuda todo el invierno. Después le ha dado forma al suelo para delimitar las unidades de riego que se usan en la zona. Le ha quedado la huerta así:


Y las unidades de riego están aquí señaladas en rojo:


Algunas las hace muy grandes, como las que quedan en primer plano, otras pequeñas y otras medianas. Cada unidad de riego irá con una sola especie (como los ajos que tiene en la unidad de riesgo de la izquierda) o como mucho con dos o tres especies compatibles.

La raya azul corresponde a un surco que atraviesa el huerto y que sirve para llevar el agua a las diferentes unidades de riego. La tierra que separa la unidad de riego del surco se quita para que el agua entre y cuando el hortelano considera que ya ha tenido bastante agua, cierra la unidad volviendo a colocar la tierra en ese sitio.

Muy elegantemente, le pregunté al hortelano a gritos desde el puente que dónde plantaba las plantas. Y él me dijo que dependía. Las patatas, dijo, las planta en la parte alta del surco, pero los tomates, por ejemplo, los planta en la pendiente para que tengan más agua.

Qué arte tengo con el Photoshop, madre.


Gracias por enseñarme, amigo hortelano, y que los dioses te den lluvia cuando tiene que llover y sol cuando tiene que escampar.

2 comentarios:

  1. Riego a manto. El surco principal que tu pones en azul aquí se llama "la madre". Nosotras hemos regado así estos dos años de huerto, el primero lo teníamos pelaíto después del primer y último arado de la parcela. El segundo año probamos a no mover la tierra. No nos ha ido mal en ningún caso.
    Todo desde nuestra alberca de unos 15.000 litros de agua, que gastamos en una semana o 10 días (dependiendo de la época) en regar el huerto y el primer bosquete de frutales que es donde tenemos las especies que quieren mas agua.
    En futuras ediciones queremos probar con goteo, a ver que tal nos va y comparar.

    besotes, Matahari. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madre, que bonito, mucho más bonito que "el surco ese", donde va a parar. Yo no muevo la tierra, ni siquiera la primera (y última) vez y uso riego por goteo. Claro que tengo mucha menos agua que vosotras. Tengo dos aljibes de 18.000 y 9.000 L respectivamente pero para todo el verano. ¿A vosotras se os vuelve a llenar la alberca de 15.000 todas las semanas en verano? ¡Qué lujo! ¡Qué envidia! Por cierto, ¿acolchais? Yo acolcho como si me fuera la vida en ello y estoy muy contenta. Con el acolchado lasaña estoy mejorando la tierra de los bancales de forma perceptible.
      Un beso,
      Lucía

      Eliminar