lunes, 15 de febrero de 2016

Ortigas

En la zona 1, cerca del aparcamiento y las catalpas, hay un lugar extraño donde no crecía nada. Parecía un montón de tierra, pero cuando intentamos utilizarla nos sorprendió lo mal que olía, como si hubiera habido una letrina en la zona. Decidimos amontonar mucho carbono encima: rastrojos, hojas y, sobre todo, todos los palos que vamos encontrando y que amontonamos ahí a la espera de encontrarles un uso.

En el último año la zona se ha visto invadida por ortigas, conocidas por gustar de tierras ricas en N y grandes depuradoras de tierras contaminadas, lo que confirma nuestra primera impresión.



Veo samosas de ortiga y queso en nuestro futuro.








No hay comentarios:

Publicar un comentario