jueves, 28 de enero de 2016

Grandes esperanzas con el invernadero

No he hablado del invernadero desde octubre y la verdad es no ha avanzado mucho desde entonces.

En noviembre estuvimos todos enfermos varias veces con un virus al que acabamos cogiendo cariño y llamando, afectuosamente, "la peste bubónica", dando lugar a varias situaciones rocambolescas y muy divertidas en las que la gente creyó que teníamos la peste bubónica *de verdad* (dioses, dadme paciencia).



En diciembre abordamos el problema de los abarcones malditos y los tubos faltantes y nos hicimos con todo lo que, en nuestra inocencia infinita, creímos necesario para reparar la estructura.

Luego vinieron las fiestas.

En enero comprobamos que los abarcones que con tanto esfuerzo conseguimos en Internet *no* son del tamaño correcto, que los tubos "inoxidables" que compramos *se han oxidado* y que si no nos ponemos pronto las pilas, el invierno habrá acabado y seguiremos sin invernadero.

Suspiro.

Pero aún así seguimos trabajando, moviendo tierra para facilitar el movimiento de las puertas y haciendo reparaciones aquí y allá. Y, por supuesto, a la caza del santo abarcón.

Así que como no tengo fotos de progreso alguno en la vida real, os voy a enseñar mi vida virtual, el mundo ideal en el que me refugio en plan escapista, donde todo es exactamente como yo lo quiero, las semillas tienen un 100% de germinación y todas las fuerzas de la naturaleza se alían para hacerme la vida fácil.

Señoras y señores, tengo el honor y el placer de presentarles: EL CUADERNO

Tacháaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan

Amablemente exhibido por mi querida esposa

Es un cuaderno donde plasmo el diseño de los diferentes elementos del Herrén, amén del Herrén en su totalidad, con zonas, sectores, etc.

He aquí algunos puntos a destacar de la página "Invernadero":

- Las dimensiones


Por si alguien se lo preguntaba.

- El diseño interior

Aquí es donde la cosa se pone interesante. Veréis, he estado leyendo mucho sobre invernaderos y he llegado a la conclusión de que el problema principal de los invernaderos en cuanto a energía (porque en cuanto a biología tendríamos las plagas y la polinización) es la falta de masa térmica. De hecho, si en vez de tener plástico en la parte norte de un invernadero se tiene una pared (con su consiguiente masa térmica) en invernadero es mucho más eficaz: pierde mucho menos calor y, sobre todo, tiene menos variaciones de temperatura entre el día y la noche.

Así pues, una de mis principales preocupaciones a la hora de diseñar el invernadero era añadir masa térmica. ¿Y cómo añadir masa térmica? Bueno, obviamente se puede sustituir el plástico de la parte norte por una pared, pero es difícil teniendo en cuenta la forma redondeada de mi invernadero. La otra opción es usar agua. El agua es excelente como masa térmica porque tiene un calor específico altísimo (es decir, conserva muy bien el calor y lo libera lentamente), como 3.000 veces más que el aire y 5 veces más que el granito. Y además, tiene la ventaja de que *es agua*, es decir, se puede usar para regar cuando haga falta, que suele ser cuando hace calor, es decir, cuando menos necesitamos la masa térmica.

Por eso la parte norte del invernadero (la parte de abajo del dibujo) está llena de depósitos de agua pintados de negro.

Haced clic en la imagen para verla más grande

Abrigadas entre los depósitos y orientadas al sur, hay macetas con plantas delicadas como aloes y sobre los depósitos, que espero tengan una altura más o menos adecuada, va una plancha de madera que servirá como mesa de trabajo para semilleros, etc.

Después de hacer este diseño, pensé que voy a poner también un viejo lavabo para lavar macetas y herramientas.

El diseño en bancales que veis en la imagen (y que incluye espacio para un limonero) ha cambiado. Ahora me inclino más por que toda la zona sur sea un enorme bancal para aprovechar mejor el espacio. Ya veremos lo que pasa cuando llegue el momento de hacerlo de verdad. El limonero se queda, por supuesto, yo personalmente no puedo vivir sin limones.

En principio, voy a hacer rotación de cultivos en el invernadero porque me preocupan mucho las plagas. Tengo ya malas experiencias de plagas en invernaderos y no me apetece volver a vivirlas.


- La cama caliente portátil


Para mejorar la temperatura del invernadero al menos localmente para ciertas plantas más delicadas y aumentar la cantidad de CO2 del aire, he pensado en hacer un par de camas calientes portátiles, que pueda poner donde me convenga según la rotación de cultivos.


- La zanja de lombricultura


Entre las dos puertas del invernadero hay, como en todos los invernaderos, un camino. Debajo del camino voy a hacer una zanja de lombricultura que irá tapada con planchas de madera para que se pueda andar por el camino. Cuando se quieran cosechar lombrices o caquitas de lombriz, añadir estiércol o restos de comida o lo que sea, sólo habrá que levantar las planchas.

Mi idea es que la zanja esté divida en tres o cuatro zonas con ladrillos, pero dejando los agujeros de los ladrillos orientados de forma que las lombrices puedan migrar de una zona a otra. Los ladrillos también servirán para dar estabilidad al camino. Pero además puedo llenar una zona de la zanja con estiércol y paja, que liberarán calor y CO2 al invernadero y las lombrices (que no soportan temperaturas tan altas) podrán migrar a zonas más descompuestas (y por tanto más templadas). Cuando el estiércol y la paja hayan terminado su proceso de descomposición, las lombrices migrarán a esa zona en busca de nutrientes y yo podré cosechar las zonas donde han estado anteriormente. Al menos esa es la teoría, a ver cómo me va. También espero que parte de la fertilidad creada por la zanja pase al suelo general del invernadero por sí misma.

Bueno, esas son mis grandes esperanzas, os pediría que rezarais para que se me cumplan, pero ya sé que sois todos unos descreídos.

14 comentarios:

  1. Vaya curro intelectual, me encanta, y me gustaría llegar a ese punto de ciencia agraria :) Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel, ahora todo sea que la realidad se ajuste a mis fantasías.

      Eliminar
  2. Me encanta Lucía, ánimo y suerte con todo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Un proyecto muy bueno! Cuando tenga un invernadero, ya sé a quién voy a copiar ;-) Por cierto, ¿Cómo pensáis hacer lo de la cama caliente portátil? ¿Un simple cajón con ruedas, o algo más currado?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luis. Para la cama caliente encontré en la basura dos mesillas de noche de "madera" tipo formica que unidas por las "patas" hacen un cajón y eso es lo que pienso usar. Cuando haya experimentado algo más y tenga más claro exactamente lo que quiero ya me construiré algo más sofisticado.

      Eliminar
  4. Hola:
    Yo he montado un invernadeo de 4x2 m que compré en ebay y la verdad es que está muy bien, hemos estado en invierno a bajo cero en el exterior y en el interior los niños jugando en la tierra, me ha sorprendido el calor que acumulan, hay que tener cuidado porque yo creo que en primavera se convertirá en un horno y si soís como nosotros que sólo podemos ir los fines de semana lo mismo cuando llegues un día están todas las plantas secas.
    Y te comento dos cosas que me han pasado para que no te pase igual:
    Una que se me ha soltado una barra por no ponerla bien y me ha rasgado el plástico, y en otro lado lo puse muy cerca de un arbol y con el viento lo ha rasgado otra vez
    Y otra es que con las lluvias y las buenas temperaturas el agua se ha acumulado por condensación dentro y tengo una plaga de mosquitos en el invernadero!!! Pero a cientos, no pican pero se meten en los ojos, nariz, boca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bishop, gracias por los consejos. Nos preocupa el tema de los desgarrones por eso hemos estado recortándolo todo al rededor del invernadero. También nos preocupa el calor durante el día. No vamos al Herrén sólo los fines de semana, pero sí es verdad que no vamos a diario y que los días de sol se pueden alcanzar temperaturas enormes durante el día. No sé si la masa térmica del agua será suficiente para mitigar ese efecto. Ya veremos. Ya hemos considerado que quizás la manta térmica sea mejor que el plástico en nuestro caso, pero hasta que no encontremos una menos frágil, no vamos a arriesgarnos a cubrir todo un invernadero con ella. ¿En qué zona estáis vosotros?
      Un beso,
      Lucía

      Eliminar
  5. Nosotros estamos en Zamora, en la comarca de Sayago, una zona muy agreste y despoblada pero con mucho encanto.
    Un saludo,
    Bishop

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que teneis un clima similar al mio, entonces.

      Eliminar
  6. ay! se me había pasado esta gran entrega!... buen trabajo de diseño aunque la bacina que llevo dentro quiere poder leer todo lo que las fotos cortan... ya ireis contando que tal. Nuestra única experiencia con un pequeño invernadero fue un desastre, muchos hongos por no tener controlada la temperatura y la humedad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las plagas son uno de los grandes problemas del invernadero. Yo tuve una historia de amor con la mosca blanca una vez. Todavía tengo pesadillas. ¿Habéis probado la manta térmica? Nosotras estamos jugando con la idea de cubrir el invernadero con manta térmica en vez de plástico.

      Eliminar
  7. Very interesting...
    Suerte con el inver y ánimo que ya queda menos para conseguirlo ;-D

    ResponderEliminar