lunes, 25 de enero de 2016

El huerto de invierno

¿Os venís a dar un paseito por el huerto de invierno?

Está precioso porque estamos teniendo mucha lluvia y temperaturas bastante cálidas.

Col, cebolla y coliflor en la terraza del aparcamiento. La col y la coliflor estarán para primavera, porque los planté muy tarde.


Y ya os he hablado de los guisantes cometodo que hemos recolectado.



Qué bonitas son las coles y qué grandes están.


Las coliflores están más modestas y no hay señal de flor.



Las cebollas que no recogimos, pasaron el otoño dividiéndose solitas y ahora cogemos una cuando la necesitamos. Las demás probablemente las dejemos para semillas. 



El bancal cubierto por manta térmica está fenomenal.



Mucha hierba espontánea pero también mucha hortaliza de hoja.



Una col bajo la manta térmica, bien acompañada por guisanitos nuevos y una rúcula que se está saliendo de madre.



Puerro a sus anchas.



Espinacas, pequeñas pero deliciosas. Hasta el momento se han consumido todas crudas, que es como las preferimos en esta casa.



La caléndula que quedó bajo la manta térmica ha florecido todo el invierno.



Acelga roja. No están creciendo las acelgas, quizás estén en su periodo de Perséfone.



Estas fotos me recuerdan a cuando mi padre vino al Herrén en diciembre y el pobre, acostumbrado a ver huertos convencionales, no encontraba las hortalizas entre tanta planta voluntaria.



Pero creo que se ven claramente las escarolas, ¿no?



Y la cosecha de un día:


2 comentarios:

  1. La verdad es que lo estoy disfrutando muchísimo. El único trabajo que da es la recolección.

    ResponderEliminar