lunes, 5 de octubre de 2015

Halcón muerto

La semana pasada llegué un día al Herrén y me encontré con esto:

 No, no se está dando un baño: está muerto.

No sé qué le pasaría. Quizás se cayó al intentar cazar algún animalillo o ya estaba viejo y fue a dar ahí en sus últimos minutos. ¿Saben nadar los halcones? No lo creo.

Aunque normalmente no sacamos los animales que mueren en el agua, este año tenemos grandes planes para la piscina así que me hice con la red de pescar cosas que se caen al agua y lo saqué.

Lo coloqué en el compost, pero era tan bonito que tuve que hacerle unas fotos.

 Sus manos.

 Su cola

 Su ala

Su preciosa cara

Al día siguiente había desaparecido. En la naturaleza todo sirve y alguien decidió que un halcón que llevaba tan poquito tiempo muerto era una buena cena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario