jueves, 1 de octubre de 2015

El invernadero

Estamos en plena limpieza del viejo invernadero que estaba en el Herrén cuando llegamos.

Magníficas fotos de estructura metálica poco interesante:

Lado izquierdo

Lado derecho.

Es muy divertido quitar trocitos de plástico toda la mañana, eso sin contar los extraños alambres que aparecen por todas partes, sin que se comprenda muy bien cuál podía ser su función. También hay que quitar la malla tipo valla que rodea el asunto y que probablemente contribuyó a rajar el plástico hasta destrozarlo (que es como lo encontramos al llegar hace tres años).

El acondicionamiento del invernadero forma parte del plan maestro para el Herrén que ya se va dibujando en nuestra cabecita. La cosa va de aprovechar la época en que hay agua para producir y en verano usar el agua de los aljibes para sobrevivir. Eso implica microclimas, de ahí el invernadero, aunque las terrazas también van a jugar un papel importante en el plan, sobre todo después del éxito de las patatas de este año.

Tenemos grandes planes para el invernadero, pero lo primero es tenerlo todo listo para poner el plástico. Ya os digo que no me apetece nada ponerme con la jungla de zarzas con la que linda.

Las zarzas y el plástico de invernadero no se llevan bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario