viernes, 11 de septiembre de 2015

Las peras iban bien

y entonces entró una vaca.

Por favor, ¿pero qué está pasando este año? Entre la sequía, la última helada del 18 de mayo, el calor insoportable, los ataques de pulgón y los largos etcéteras, las cosas iban ya bastante mal como para que encima se nos cuelen grandes herbívoros a hacer de las suyas.

Mis peras, mis hermosas peras, que ya estaban así:




Han acabado así:


Pero lo peor de todo es que el árbol ha acabado así:




Las ramas rotas y todo destrozado. Con lo contenta que estaba yo con la rama nueva del peral, que le había puesto un peso para que creciera horizontal y todo.

La vaca se había colado por una puerta que yo había cerrado con una cuerda, pero el sol debilitó la cuerda y la vaca hizo el resto.

Dioses varios, dadme paciencia.

2 comentarios:

  1. Es los videos de geoff lawton todo parece tan fácil... Yo tengo una mania enfermiza a los corzos, por suerte por aquí no hay ni vacas ni ovejas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Geoff Lawton también tiene estos obstáculos, sólo que en los vídeos y en los blogs tendemos a poner sólo los éxitos. Por eso yo tengo una etiqueta "fracasos" para que la gente pueda ver todo lo que he hecho mal y la mala suerte que he tenido y se sienta acompañada y aprenda más (equivocarse es el primer paso para aprender).
      Ánimo con los corzos.
      Lucía

      Eliminar