martes, 1 de septiembre de 2015

La calabaza gigante

La calabaza no parece haberse enterado de que éste es un mal año de huerto y está esplendorosa.

Empezó creciendo feliz, con mucho menos riego que el resto de las plantas del Herrén, y floreció y dio unas calabacitas preciosas.

 Así estaba

Primera clabaza

Y siguió creciendo...


Y floreceiendo...

Un abeja visita una flor.
Estaba tan llena de polen que no se le veían las patas.

Y se convirtió en este fermoso monstruo:

 Con hojas un poco amarillas, que vigilaremos,

y 5 calabazas que progresan adecuadamente y nos comeremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario