lunes, 6 de julio de 2015

Cosecha

Llevamos ya algún tiempo recolectando fruta y verdura del pequeño huerto que hemos puesto este año. Hasta ahora no habíamos puesto huerto porque estábamos en la CSA de Zarzalejo y, francamente, no dábamos a basto con la cesta semanal (en verano son dos cestas semanales).

A pesar de una helada a finales de mayo, que nos obligó a volver a plantarlo todo, el huerto va bien. Hemos recogido muchas lechugas y guisantes, que fueron las únicas plantas que sobrevivieron a la helada. Los tomates, pimientos, calabacines, patatas y pepinos que plantamos después de la helada están creciendo y floreciendo y esperamos poder recoger algo pronto.

Cosecha de un día

También hemos recogido patatas, guisantes y cebollas de la terraza del aparcamiento, que forma un microclima que protegió a las plantas de esa última y terrible helada. Había sembrado patatas rojas en marzo y han dado unas buenas patatas, grandes y hermosas, que nos estamos comiendo con ganas.

Hemos dejado una pequeña patata solitaria en cada uno de los huecos de las patatas anteriores con la esperanza de tener otra cosecha en septiembre. Eso significa que tendremos que regar. Las patatas que acabamos de recoger aprovecharon las lluvias y temperaturas más frías que ha habido desde marzo y no han necesitado riego.

Ahora mismo hace tanto calor y hace tanto que no llueve (y no hay que esperar que vuelva a llover mucho de aquí a septiembre/octubre) que he decidido ponerle un sombrajo al huertecito.

Ya os contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario