lunes, 20 de julio de 2015

Bancos

Sí, bancos, pero no tipo Bankia ni BCE, sino de los que se usan para sentarse, que es mi segunda actividad favorita en el jardín y el huerto (la primera es dormir la siesta).

Hemos encontrado un banco viejo en un contenedor y raudamente lo hemos recuperado con vistas a arreglarlo.

Banco viejo

También hemos ideado el malvado plan de transformar este cabecero de cama en un banco, tal que asín.

El cabecero en todo su esplendor.

Las fermosas decoraciones.

El firlipipí del ángulo.

Todos estos trabajos tendrán que esperar a que las temperaturas bajen a niveles compatibles con la supervivencia humana. Mientras tanto, hay que debatir acaloradamente dónde van a ir los bancos.

2 comentarios:

  1. firlipipí?!!?!? sentarse y dormir la siesta?!?!?! niveles de calor compatibles con la supervivencia humana?!!?!....amos que risa me he echao....eres una graciosa!!! suerte con esos bancos, el cabecero es precioso.

    ResponderEliminar
  2. Es que está haciendo un calor... Estamos estivando, que es como hibernar, pero en verano.
    Firlipipí es una palabra francesa que normalmente significa colgajo de tela, sobre todo cuando hay muchos, como en el borde de una alfombra, pero parece especialmente apropiado en este caso.
    Un beso

    ResponderEliminar