miércoles, 24 de junio de 2015

El seto de la piscina

Quizás recordéis que hace unos meses encontramos unas plantas en la basura. Las habían arrancado con raíz y nos las llevamos para plantarlas en el Herrén.

Decidimos ponerlas en la valla, a la altura de la piscina. Y quedaron así.

Qué lindos.

Entonces me dije que si sobrevivían la mitad me daba un canto en los dientes, pero al parecer fui demasiado optimista, porque se han muerto todos menos dos:

Una imagen muy distinta.

Y eso que habían empezado la primavera con buen pie, sacando hoja nueva y poniéndose preciosos. Pero este mes de mayo caluroso y seco no ha perdonado a las plantas con poca raíz.

Uno de los que todavía aguantan.

Los otros están así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario