lunes, 25 de mayo de 2015

La hierba nos come

Como todos los años por estas fechas, la hierba nos come. La diferencia principal es que este año están apareciendo otras especies, algunas bianuales, aparte de las omnipresentes gramíneas. Esperemos que eso signifique que la sucesión está en marcha y que en algunos años las gramíneas sean sólo un vago recuerdo del pasado.



2 comentarios:

  1. que verdes estais aún!!!!....aquí la semana de calor insoportable lo dejó todo pajizo, a estas alturas ya estamos continuamente jugando a ese juego tan divertido que es quitar pinchos de graminea de los calcetines, de los cuerpos de los perros, de la goma de las bragas.... no cabemos en nosotras mismas del gozo :S

    ResponderEliminar
  2. Uy, yo también juego a ese juego. Paciencia, paciencia, las gramíneas son las más humanas de las plantas: lo invaden todo y con su propia existencia modifican el medio de tal forma que deja de ser habitable para ellas. Las gramíneas pasarán y la sucesión proseguirá su camino.

    ResponderEliminar