lunes, 20 de abril de 2015

Vuelven los sapos

Los sapos de la piscina han vuelto, pero ya no son tres, sino cuatro. Dos de ellos han estado... ejem... muy ocupados, lo que me hace pensar que pronto habrá más.

Sapos ocupados, ejem, "queriéndose", al mismo tiempo que flotan.
Cuánta habilidad.

Les gusta estar a la bartola encima de un palo que flota a la deriva por el agua y en cuanto alguien se acerca a la piscina se tiran al agua, con el consiguiente chapoteo.

Me pasaría horas mirándolos.

En las pozas (limpia y sin limpiar) también debe haber batracios, porque se delatan saltando al agua cuando te acercas, pero todavía no he conseguido ver ninguno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario