lunes, 20 de abril de 2015

Gusanos y peras

No, no es el menú del curso de permacultura, sino lo que me he encontrado en el peral. Desesperada por el problema de no saber qué variedad es y no tener peras para identificarlo y que para tener peras necesito un polinizador de una variedad que solo conoceré si conozco la variedad del que tengo. ¿Me seguís? Bueno, pues, como digo, desesperada por estar con esta pescadilla que se muerde la cola, me fui por el mundo buscando perales y pidiendo a los dueños ramas floridas y las puse en un jarrón en el suelo y

TACHÁAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNNNNNNNNNNNNNNNNN

¡¡PERA!!

Eso, señores, es un ovario hinchadito que promete ser pera un día. Y hay muchos, así que si no se tuerce nada, tendremos peras y **podremos identificar la variedad de peral que tenemos** y podremos plantar un polinizador y **tener peras en el futuro**. ¡¡Viva!!

Bueno, pero no todo son buenas noticias, claro. Otra cosa que encontré en el peral fue esto:

Gusanos y telas.

Gusanos y puntos negros

Y muchos, pero que muchos gusanos.

Y telas y puntos negros.

Y más gusanos.

Así que fui al foro de Infojardín, que es lo que nos han dado los dioses para estos casos, y pregunté y me respondieron y es Yponomeuta sp. ¡Ah! ¡La vieja y querida Yponomeuta sp.!, dije yo. Bueno, en realidad no, no tenía ni idea de lo que era. Pero me informé y es una polilla que pone los huevos en los manzanos y similares y de los huevos salen estos gusanos. Les gusta ir a mogollón y se comen las hojas tiernas. La tela es como un sistema de defensa y los puntitos negros son las caquitas.

Los adultos son tal que asín:

Yponomeutidae - Yponomeuta sp...JPG
Foto tomada de aquí.

Y sí que había observado puestas en las ramas del peral. Si os fijáis, veréis una, con los huevos ya vacíos en la tercera foto. Bueno, cómo no sabía qué era pero bien veía yo que me estaban dejando las hojas peladas, hice lo más sencillo: quité gusanos, tela y demás con las manos (sí, es tan asqueroso como parece. Quizás más porque son super pegajosos y tienen a estallarte entre los dedos) y después lo limpié todo con la manguera a su máxima presión (que no es mucha). Los gusanos los metí en una bolsa de plástico que eché a reciclar en otro municipio.

Y ahora el peral está así:

Recomido, pero limpio. 

 Buena pinta.

*Peras*

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario