miércoles, 25 de marzo de 2015

La tirita que le hemos puesto al tejado del pajar

Hace poco parte del tejado del pajar voló con el viento. El tejado está formado por dos planchas metálicas que tienen lana de vidrio entre ellas. Como el canto del sandwich no está cerrado, el viento se mete por ahí, entre la lana de vidrio y hace presión sobre la plancha superior. La plancha superior es la plancha que se levantó el otro día. 

Lo que más nos preocupan son las placas solares.

Otro problema de que el canto no esté cerrado es que se meten animales a anidar y los pájaros cogen la lana de vidrio para hacer sus nidos. Un asco, vaya.

Después del temporal del otro día, las placas de metal que se habían caído estaban torcidas y no se podían volver a poner.

Entre la fuerza del viento y la caída, las placas acabaron muy mal.

Como éste es el tejado donde tenemos las placas solares, nos preocupa que el viento levante el resto de la plancha y rompa el soporte de las placas. Pero tampoco tenemos ahora el dinero para arreglar el tejado entero, así que Karine se subió al tejado y se dedicó a poner sujeciones a lo largo de la plancha superior que queda.


Antes recortó todo lo que sobresalía.

Un buen montón de sujeciones más tarde, colocamos unas piedras de tamaño respetable en un par de puntos estratégicos, por si las moscas.

Lo que nos costó subirlas...

La sujeción de las placas solares queda bastante bien. Esperamos que aguante el viento.




A partir de ahora habrá que subir de vez en cuando para comprobar que lo que queda de parte superior está bien sujeto.


Y cuando haya dinero, habrá que cambiar el tejado por uno más estable y ecológico.

2 comentarios:

  1. Oh my, that could be scary. It's a good thing the wind didn't get your solar panels.

    ResponderEliminar