lunes, 2 de marzo de 2015

Crema de calabacín con calabacines secos

Quizás recordéis que este verano secamos calabacines para el invierno. La idea de conservar los alimentos secándolos es aprovechar que la energía del sol es máxima cuando toca conservar alimentos. Y si los dioses lo han dispuesto así, por algo será, ¿no?

Calabacines secándose en septiembre 2014

El otoño fue clemente y en la CSA de Zarzalejo ha habido cosecha abundante hasta entrado el invierno. Después empezamos a atacar las conservas y los congelados caseros. Cada minuto de conservación de un alimento congelado cuesta dinero y energía, así que tiene sentido consumirlos antes.

Y por fin llegó el día de usar los calabacines secos. Mi estimada esposa aceptó el desafío con alegría y coraje.

Así estaban los calabacines de bien conservados y sequitos en su bolsa de papel.

Decidió hacer una crema de calabacín con el calabacín seco, patatas y cebollas.

Los ingredientes elegidos.

Tomada esta ardua decisión, llegó la terrible disyuntiva de si rehidratar los calabacines antes o no. Como esto es un experimento, decidimos no hacerlo y ver qué pasa.

Primero, mi estimada esposa rehogó la cebolla y la patata. El calabacín no se puede rehogar, porque está seco, aunque si estuviera fresco también lo rehogaría.

Rehogar es una palabra muy bonita.

Luego añadió agua y los calabacines secos y, a cocer.

A hidratarse toca.

Poco a poco los calabacines se fueron hidratando pero vimos que había una cantidad enorme de pepitas.

No muy apetecible, la verdad.

A continuación, mi querida esposa sacó la batidora, herramienta indispensable donde las haya, y batió.

Éste fue el resultado.

Bonito, ¿verdad?

Pues estaba asqueroso.

¿Qué fue mal? Se nos ocurren varios puntos:

- los calabacines que usamos debían ser demasiado viejos porque tenían una cantidad enorme de pepitas
- los secamos con piel y, una vez secos, no se puede quitar la piel, así que la crema queda muy amarga. Normalmente pelamos al menos una parte de los calabacines que usamos para hacer la crema
- quizás el proceso de hidratación directa no sea el mejor. Tenemos que volver a probar pero rehidratando primero el calabacín.
- es difícil calcular la cantidad de calabacín que pones porque los chips de calabacín seco son pequeños y parecen poca cantidad, pero luego al rehidratarse resultan ser mucho calabacín. Hay que ajustar las recetas para adaptarse a esto.

Seguiremos intentándolo.


2 comentarios:

  1. creo que el amargor es de las pipas....a mi me pasocon un calabacín que deje en la despensa, sepuso naranja, pero alguisarlono quite las pepas y amargo, después si les quite pepas y el corazón donde están estas y riquísimo... elltukoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguro que es eso. Queda anotado como "cosas que mejorar" para el verano que viene.

      Eliminar