lunes, 26 de enero de 2015

Un regalo estupendo

Hace poco estuve donde Maren y no volví con las manos vacías. La pobre mujer se lo debe pensar dos veces antes de invitarme, porque siempre que voy a verla arramblo con todo.

Esto es lo que me llevé:

Tres cajones llenos de plantones.

Hay viburnum:

 
Estoy prácticamente segura de que es viburnum.

Hay mahonia:
Porque esto es mahonia, ¿no? ¿Flor amarilla? ¿Bajas azuladas? ¿Qué me decís?

Hay laurel.
Seguro, segurísimo.

Hay enebro:
Creo que es un enebro.

Hay frambuesero:

Si no es frambuesero es culpa de Maren. Ella fue quien me dijo que era frambuesero.

Y ya lo tengo caso todo plantado.

Algún día, hijo mío, todo este espacio será tuyo.

5 comentarios:

  1. Creo que aciertas en todo. La próxima visitilla que os haga me encantaría conocer a Maren.

    ResponderEliminar
  2. Y estoy segura de que a Maren le encantará conocerte a ti. ¡¡Y me queda pendiente una visita a Pastrana!!

    Un beso,
    Lucía

    ResponderEliminar
  3. Hola, vengo a ayudar con las identificaciones. Los dos primeros ni idea, el laurel parece laurel, pero yo diría que el presunto endrino no es tal. El endrino tiene espinas pero son leñosas y pierde la hoja en invierno. Me inclino por algún juniperus, en concreto dudo entre dos: communis (el enebro de toda la vida con sus bayas moradas que huelen a ginebra) y el oxycedrus (el enebro de la miera o cada, mucho más alto, con porte de árbol y bayas naranjas). De "niños" son difíciles de diferenciar aunque yo diría que la cada pincha menos porque tiene las agujas más sueltas. Yo tengo caditas en casa sacadas de semilla y se parecen a la foto. a ver qué os sale, también es bonito que nos den sorpresas ;) Un beso chicas, qué pena que esté tan lejos porque me apuntaba a todo!

    ResponderEliminar
  4. Ay, ay, que quise decir enebro y dije endrino. Qué vergüenza. Sí, endrino hay mucho por aquí pero efectivamente, esto es enebro.
    Gracias, Isabel.

    ResponderEliminar