martes, 20 de enero de 2015

Resuelto el misterio de un tubo

Cuando limpiamos el manantial descubrimos que tenía tres tubos. Bueno, pues parece que por fin hemos comprendido lo que hace uno de ellos.

Al empezar la temporada de lluvias, el manantial se fue llenando hasta llegar a un punto en que se quedó estancado.

 El agua no subía de este nivel.

El manantial, medio lleno.

Es muy frustrante tener espacio para tanta agua pero que no se llene por mucho que llueva. Empezamos a observar (primer principio de la permacultura) y descubrimos lo siguiente.

Veréis, en el manantial hay un tubo que termina detrás de un pequeño murete.

 Por un lado se pierde en la tierra.

 Por otro lado, se abre a este espacio estrecho entre dos restos de muro.

El pocero nos había dicho que el tubo estaba taponado pero un día Karine estaba por ahí y oyó un ruido salir del tubo. 

¡Ajá!, nos dijimos, y prestamente tapamos el tubo con un sistema de fortuna (un palo rodeado de hierbas secas, para más señas).

Y la zona de retención de agua, que estaba así:



Pasó en pocos días a estar así:


Y luego así:



Y el manantial está mucho más lleno:


 

El próximo mes de septiembre, cuando esté más accesible, taparemos el tubo con un tapón de verdad.

En permacultura siempre queremos que el agua esté lo más alta posible, para poder usar esa energía potencial cuando nos haga falta. Que hayamos tapado el tubo no significa que en el futuro no vayamos a aprovechar ese agua para la zona de retención de agua, significa que, si lo hacemos será selectivamente.


4 comentarios:

  1. que de tesoros ocultos tiene vuestra parcela.... me parece precioso todo este mundo de agua que va de un sitio a otro, no teneis ningún contacto de propietarios anteriores que os puedan explicar el porqué de esas canalizaciones?

    un besote y enhorabuena por ir descubriendo misterios en botas de leopardo ;)

    ResponderEliminar
  2. Sí, tenemos muy buena relación con el anterior propietario, pero no se acuerda de la mitad de lo que ha hecho y en ocasiones se contradice.

    ResponderEliminar
  3. Os veo en el futuro abriendo y cerrando grifos llevando el agua de aquí para allá... Generando vida... Es realmente una suerte de tierra!

    ResponderEliminar
  4. Que Brigid, la Altísima, Señora de fuentes y pozos, tenga bien a oir tus palabras.

    ResponderEliminar