martes, 16 de diciembre de 2014

Menta espontánea

Lo mejor de abandonar las ansias de control absoluto sobre lo que crece, dónde crece, cuándo crece y cómo crece, es que la Madre Naturaleza se dedica a darte sorpresas. Lo creáis o no, es uno de los principios de la permacultura, "everything gardens", que viene a decir que el universo se dedica a la jardinería.

Pues una cosa que me ha plantado el universo este verano es menta.



No es menta silvestre, sino menta de la cultivada. No sé de dónde viene porque nosotras sólo hemos plantado hierbabuena y menta chocolate (también llamada piperina) y ésta no es ninguna de las dos. Quizás sea un híbrido espontáneo.

Pero en vez de hacerme preguntas complicadas sobre su origen, he decidido cosecharla para hacer infusiones. Y es que la Madre Naturaleza y yo nos repartimos el trabajo: ella planta y yo como.

No hay comentarios:

Publicar un comentario