domingo, 2 de noviembre de 2014

El huerto resucita

Con la lluvia y el veranillo de San Miguel que estamos teniendo (más bien está siendo un veranillo de Difuntos, por lo tardío), el huerto ha resucitado sin que nosotras hayamos hecho nada.

 
No os emocioneis, gran parte de lo verde es malva.

Las tomateras murieron al final del verano, pero los calabacines sólo estaban moribundos y ¡milagro! han resucitado.

 Estamos comiendo muchos cuando aún tienen flor porque
con la cesta semanal de la CSA nuestra capacidad de consumo de hortalizas está superada.

 Han salido muchas setas, pero creemos que ninguna es comestible. ¿Alguien sabe qué especie es ésta?

 Son preciosas.
 Las acelgas están exuberantes.

La hemos cortado con la esperanza de que rebrote.

Y los calabacines, felices.

 Las flores se ven desde la cabaña.

 Hay muchos calabacines en preparación.

La cosecha de un día:

Delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario