lunes, 8 de septiembre de 2014

Echevarrías

¿Os acordais de la jardinera de piedras que hice para plantar el nectarinero?

Tal que esta.

Habreis oido decir que en las construcciones secas de los romanos no se puede meter ni la hoja de un cuchillo entre las piedras. Bueno, éste no es el caso de mi jardinera.

Gran obra de ingeniería, pero no romana.

Pero, el problema es la solución. Entra a escena Helena y sus alucinantes echevarrías.

Siempre me han gustado las echevarrías.

Lo que viene a continuación es de una enorme complejidad, pero intentaré explicarlo lo mejor que pueda.

1. Se coge tierra.

2. Se coloca la tierra en los espacios entre las piedras.

 3. Se meten las echevarrías en los dichos agujeros y se repite el paso 2.

Qué fermoso. Esperemos que crezcan y se reproduzcan y el murete de la jardinera quede precioso.











No hay comentarios:

Publicar un comentario