viernes, 13 de junio de 2014

Los quesos prometen

Con al altas temperaturas hemos tenido que dejar de hacer quesos curados y semicurados. Nuestros estupendos sistemas de enfríamiento pasivo y humidificación pasiva funcionan bien, pero no lo suficiente como para resistir el verano. Los quesos se siguen haciendo, pero perden calidad, así que hemos decidido que hacer quesos en una actividad más de tipo invernal.

Los hermosos quesos envueltos en hojas de castaño, que hemos bautizado "puesnos".
Sí, sí, como suena.

Un puesno por dentro.

Los puesnos no acaban de cuajar. Habrá que seguir probando. Eso sí, bonitos son un rato.


Los puesnos con sus primos sin cubrir.

Cuando van sin cobertura de hojas, los quesos pequeños se quedan demasiado duros. Este tamaño sólo va a funcionar para puesnos.

Siguen saliendo quesos tipo roquefort.


Y cosas preciosas como ésta.

El problema de la acidez se ha resuelto añadiendo ferméntos lácticos (para los que no hablamos queso, esto se refiere al yogurt).

Vamos por buen camino. Ahora hay que encontrar moldes más grandes y buscar el tamaño ideal.

Una última fotico para chulearme de quesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario