sábado, 10 de mayo de 2014

El curso va viento en popa

Estamos en la recta final del curso de permacultura y hemos cubierto todas las plazas. De hecho, a día de hoy hay tres personas en la lista de espera. La plaza becada ha sido asignada a una persona maravillosa que quedará en el anonimato. Como veis, todo va bien.

Pero hay cerca de 13 personas (entre ellos 4 niños) se van a quedar a dormir en el Herrén, lo cual me pone un poco nerviosa, sobre todo teniendo en cuenta que sólo hay un váter, y el agua no es potable, y los fregaderos desagüan a la tierra, y puede que el suelo siga encharcado y no haya sitio donde poner las tiendas, y no hay sitio para tanto coche, y etcétera, etcétera, etcétera...

Por eso, estamos haciendo cuanto está en nuestra mano para que todo salga bien, lo cual probablemente significa que la gente se va a dar cuenta de que soy una obsesa del control muy organizadita. ¿Organizar el aparcamiento de los coches según un código de colores es pasarse? Sí, creo que va a ser pasarse.

Luego pienso en la gente maravillosa y (aún) desconocida que se ha apuntado y se me van todas las preocupaciones. ¡Estoy deseando que empiece el curso!

Voy a llenar el herrén de cartelitos como éste.

Editado el domingo 11 de mayo:
El curso se ha ampliado a tres plazas más, dos de las cuales están reservadas. Si te apetece venir, ¡date prisa!

2 comentarios:

  1. Me encantan los carteles que haceis. ¿Que tal ha ido el curso?
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El curso ha sido fantástico. Todavía estoy aterrizando y poniéndome al día en el trabajo ese que da dinero pero en cuanto pueda escribiré una entrada sobre él.
      Lucía

      Eliminar