sábado, 19 de abril de 2014

Un camino

Si una cosa hemos aprendido de nuestras experiencias anteriores es la importancia de tener caminos y terrazas pavimentados y bien delimitados. Las ventajas son múltiples:

- el pavimento invita a moverse, explorar el espacio y pararse en las zonas de descanso
- los caminos y zonas de ocio/descanso están siempre transitables y accesibles
- se limita la erosión y la evaporación en esa zona
- bajo el pavimento se forma una zona fresca de tierra que da cobijo a las raíces de las plantas plantadas a los márgenes
- si la llaga es permeable (esto es muy importante), la zona pavimentada funciona como una zona de recogida de agua de lluvia y almacena agua en la tierra que tiene debajo
- el pavimento acumula calor durante el día y lo suelta por la noche, con lo que se suavizan las diferencias de temperatura, llegando incluso a poder tener zonas sin heladas
- son bonitos

Los mejores trazados son los que la gente hace con sus ires y venires diarios, lo que en permacultura se llama "desire lines" (las líneas de deseo), es decir la trayectoria que la gente quiere tomar, no la que parece bonita sobre el papel.

Una de esas "lineas de deseo" del Herrén va del porche este de la cabaña al porche oeste (donde está la parra). Como una amiga (¡Gracias, Candela!) nos regaló unas piedras que le sobraron de una obra en su casa, decidimos usarlas para hacer un camino pavimentado en esa trayectoria.

El camino trazado y el principio de la pavimentación.
A la derecha, la cabaña. A la izquierda, la barbacoa.

Los caminos, cuanto más anchos mejor. Tiene que poder pasar una carretilla. Tiene que poder pasar una silla de ruedas. Tienen que poder pasar dos personas hablando, una al lado de la otra. Como mínimo deben tener 1 metro. Si puede ser 1,5 m, mejor. No tengo cita de ningún gurú del diseño, es mi experiencia personal.

Bien, pues estaba mi estimada esposa dale que dale poniendo piedras, cuando se dio cuenta de que se le habían acabado.

Hasta aquí llegaron las piedras.

Así que allí fuimos muy contentas a comprar más, inocentes de nosotras. Lo que no nos esperábamos son los precios de las dichosas piedrecitas. En fín, así se queda el camino por el momento, que hay otras prioridades. Ya estamos rumiando una solución. Seguiremos informando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario