martes, 14 de enero de 2014

Ya tenemos una participante para el curso


Ya se ha apuntado una chica al curso de permacultura que celebramos en el Herrén este próximo mes de mayo (sí, es la chica del cartel de arriba, me pregunto cómo conseguirá tener el pelo tan mono después de todo un día de duro trabajo en el campo).

Como sabemos que las cosas no están para tirar cohetes, estamos intentando hacer que sea lo más accesible posible para todos los bolsillos. Así que, si te apuntas a este curso, por 50 € tendrás:

- Dos días de maravillosa introducción *teórica* a la permacultura a manos de Sergi Caballero, en un maravilloso anfiteatro rural improvisado con balas de paja.

- Una maravillosa oportunidad de poner en *práctica* la permacultura, guiado por Sergi Caballero, que te permitirá mancharte las manos con la maravillosa tierra del Herrén.

- Una maravillosa comida vegetariana *gratis* al día durante los dos días que dura el curso. Mi mujer, que es cocinera profesional, elaborará la comida y del pan (maravillosos ambos) con ingredientes ecológicos y locales (en la medida en que sea posible).

- Alojamiento maravilloso: Si tienes dinero, puedes coger una habitación en algún hotel rural. Si no tienes dinero, pero tienes furgoneta o coche grande, podrás aparcar en el Herrén y dormir en tu vehículo. Si no tienes coche ni dinero para alojamiento, yo personalmente removeré Roma con Santiago para conseguir que alguna familia de la zona te ofrezca cama y desayuno gratis esos dos días.

Zarzalejo es un pueblo en transición que tiene su CSA, su coro, sus encuentros y su buena prensa. Está en la Sierra Oeste de Madrid, colgado de una montaña llamada la Machota. Hay unos paseos preciosos por la zona y el Monasterio de El Escorial está muy cerquita, por si a alguien le apetece casarse o asistir a una homilía (nunca se sabe cuando le va a entrar a uno la necesidad imperiosa de asistir a una homilía).

El Herrén del Cerrado está en el valle que cae de esas montañas, en una zona llamada Dehesa de Fuentelámpara. Es una finca de 1,3 hectáreas rodeada de rocas y pastos verdes por los que pasean rebaños de vacas. En una de las zarzamoras que linda con el camino vive un petirrojo. Una pareja de perdices han hecho su nido entre unas rocas. De los jabalíes sólo he visto las marchas de su constante escabar para buscar raíces, pero un día me crucé con un zorro. Y eso por  no hablar de la comadreja y aves diversas que se comen cuanta fruta madura en esta tierra...

¡Apúntate al curso de permacultura! ¡Conocimiento! ¡Manos manchadas de tierra! ¡Comida gratis!

¿Qué más se puede pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario